Deuda externa colombiana: agujero negro

Solo los gobiernos y los legisladores son ciegos o aparentan estarlo.

Cada peso que se trae al país como préstamo no es desembolsado por nadie: ni gobierno, ni banca internacional. Esa es la gran mentira que le muestran a los ciudadanos.

Los mal llamados préstamos son extraídos del mismo servicio de la deuda, en particular los intereses.

Navegamos en un pozo profundo del que no salimos por la actitud desnaturalizada, ilegítima y delicuencial de los responsables de la deuda.

¿A quién se le ocurre vender lo que produce renta para pagar la deuda? A los corruptos. Esto es lo que se llama detrimento patrimonial, robo del patrimonio de los colombianos. Deberían estar en la cárcel todos los expresidentes con sus fatídicos ministros de hacienda que se crían como funcionarios de las entidades prestamistas y regresan a las mismas entidades prestamistas o las satélites mal llamadas “calificadoras”, para continuar el círculo vicioso.

Es esa deuda en la que se justifican para crear año por año más impuestos que pagan los pobres, la clase media y los asalariados, porque a los ricos, a los empresarios, a los terratenientes, a los funcionarios de alta jerarquía, los impuestos son un cuento chimbo o vulgar valor irrisorio.

Este es el típico capitalismo salvaje, neoliberal, clasista, especulador y tramposo que está acabando con la economía nacional, con los recursos naturales y con el derecho a la vida y él vivir dignamente.

La pandemia que nos está azotando, que debía servir para replantear el tema de la distribución de la riqueza y de la justicia social, está sirviendo es para que las víboras que destrozan la economía nacional se quieran fortalecer con más prebendas y más expoliaciones a la economía nacional. Ahora van detrás del oro a costa del agua, detrás de los baldíos de la nación a costa de una nueva esclavitud para los campesinos, haciendo paralelo con los narcos y sus cultivos, sometiendo las comunidades. Y todos con licencia para matar.

Porque, ¿acaso no es sospechoso que las cantidades escandalosas de líderes asesinados, de comunidades desplazadas y las declaraciones contra un proceso de paz, tengan un mismo baso comunicante? ¡Rio revuelto, ganancia de sarnosos!!! ¡No han sometido a los paramilitares porque tienen mucho que decir!!!

U optamos por otro modelo económico con sentido de lo justo, equitativo, distributivo, democrático por lo participativo y autogestionado porque todos asuman una responsabilidad específica y sin parasitismos, o nos hundimos inexorablemente en el pozo de la desgracia capitalista.

Y ese modelo solidario está ahí desde hace muchas décadas. Respaldado por Naciones Unidas, acogido por muchos gobiernos progresistas y practicado por millones de personas en el mundo. Modelo Económico Solidario.

Si seguimos gobernados por dirigentes retrógrados como los que han pasado por nuestra historia patria, nos quedan cinco (5) años de aguante; después, vendrá el despojo de lo poco que nos queda, el sometimiento abierto y descarado del colonialismo, la miseria social extrema y masificada sin clase media, que será media clase putrefacta por esperar en vez de actuar.

Economía de la Solidaridad que no necesita de la mediocridad del capital.