Historia y logros

Nuestra historia suma 45 años.

En este tiempo, hemos influido en la conciencia y el comportamiento de más de 100.000 personas.

El ser, el hacer, el conocer, el tener, el compartir, el crear y el progresar, sin más límite que la escasez natural de los recursos, la incapacidad genética o el verse coartados por factores de poder.

Creer para crear. Crear para innovar. Innovar para más capacidad. Y de allí a más satisfacciones.

Decía alguien: el mundo es ancho y ajeno. Igual que el tiempo, no tiene dueño.

Pero la vida humana en sociedad, está domesticada por los que se muestran más fuertes y actúan como propietarios del mundo y del tiempo.

De ahí nace la rebeldía, la rebelión, la mutación de los liderazgos, los cambios en las fuentes de poder y la transformación de los territorios y las posesiones. Parodiando a un personaje: cuesta muchas lágrimas, sudor y sangre.

Y en este devenir, han pasado siglos, revoluciones, sistemas y modelos económicos y políticos.

Las diferencias sociales en las formas de vida están dadas por los parámetros ideológicos, la cercanía o lejanía con el poder y el disfrute mayor o menor de los bienes.

Hoy la humanidad es víctima de los modelos dominantes de todos los signos:

  • Sistema capitalista, modelo neoliberal y de especulación financiera (miseria de las naciones)
  • Sistema comunista, modelos estatistas (socialización de la miseria humana)
  • Sistemas Monárquicos, modelos dictatoriales (a punta de rejo y de rezo)
  • Sistemas híbridos, modelos paternalistas (a veces sí y luego quien sabe)

Y todos esos sistemas y modelos transversalizados por la corrupción, la mentira, el derroche, la soberbia y los círculos estrechos del poder. No hay diferencia sino en el discurso, pero todos concluyen en lo mismo.

Con estas realidades heredadas, vividas y vívidas, hemos nacido, crecido, reproducido y terminado nuestra existencia. Son siglos de confusión, egoísmo, repetición, insolvencia y tragedia.

Cuando despertamos y nos sacudimos de toda esta basura histórica, política, económica, cultural y hoy acentuada por lo eco-ambiental, recuperamos la noción del ser y del deber, del proyecto y la innovación, del protagonismo y las alternativas.

En este nuestro mundo y nuestro tiempo, hemos sido parte de una convicción y un devenir: creer en la solidaridad humana como forma de vida, organización económica y traslación del poder.

Ahí hemos estado: alfabetizando en la visión del mundo, de la sociedad y del progreso con equidad.

Y han nacido en estos 45 años con nuestra ayuda cientos de proyectos sociales que parten de creer para crear. De hacer para tener. De estudiar para conocer, de ensayar para descubrir y tejer una visión sistémica y una práctica que es modelo solidario.

Trabajar metódicamente unidos, personas, familias, vecinos, trabajadores, ciudadanos, con un mismo ideal, una misma causa, uniendo esfuerzos y recursos por el disfrute de mejores condiciones de bienestar y de prosperidad.

Nos consta, que de esas 100.00 personas con que nos cruzamos en el camino, hay cientos de proyectos-realidad, que llenan de satisfacciones y futuros creíbles a miles de personas.

Y es la práctica autogestionaria, democrática, solidaria, mutualista, cooperada y sostenida, la clave del buen vivir.

Aquí vamos: creyendo para seguir creando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.